Michel Foucault: un rebelde no activo

Hace más de 40 años, el pensamiento aun tenía espacio en el mundo; aun no había privilegiado la reflexión como un mero juego de espejos que distorsionan la realidad para vernos cuán grotescos podríamos convertirnos en los discursos de la posmodernidad. Foucault ha sido uno de los filósofos expertos en develar todos los discursos del Poder, oculto en todas las instituciones sociales.ADN Cultura publica una entrevista inédita a Michael Foucault, donde afirma que “El hombre sabe que es destructible y corruptible. Se trata de taras que ni siquiera la mente más lógica podría racionalizar. Por eso el hombre se vuelve hacia otras formas de comportamiento que lo hacen sentirse omnipotente. A menudo son de naturaleza sexual.” Continúa leyendo Michel Foucault: un rebelde no activo

Anuncios
recorte: El crítico como disk-jockey

recorte: El crítico como disk-jockey

Ignacio Echevarría  reflexionó hace unas semanas en su columna  Mínima Molestia acerca de la labor de los críticos y de la necesidad de revertir la óptica acerca del papel del lector como actor pasivo ante las lecturas de la realidad literaria. Parte de una idea del crítico Reinhard Baumgart, quien afirma que: “Cualquier persona podría ser entonces un perito y el reseñista tan sólo sería ya una especie de delegado de este cuerpo general de peritos, ni más ni menos que como un simple disc-jockey…”. 

 

por Ignacio Echevarría

1

Me propongo retomar, al hilo de lo observado en mi anterior columna, algunas ideas volcadas en un artículo publicado bajo este mismo título en la Revista de Libros del diario chileno El Mercurio, hará pronto cuatro años. Recordaba allí unas provocadoras propuestas que, con ánimo de vapulear a la crítica de su país, el escritor alemán Reinhard Baumgart hizo públicas en 1968 (fue en un excelente libro colectivo compilado por Peter Hamm y publicado por Barral bajo el título Crítica de la crítica, en 1970). La más sensacional de esas propuestas consistía en postular para el crítico reseñista un papel semejante al de disc-jockey en una pista de baile.Atrás va quedando, cada vez más desprestigiado -sostenía Baumgart-, el crítico investido de autoridad, ya se trate de la autoridad del académico, del policía, del aduanero o del agente de tráfico. Dicho crítico formulaba sus juicios desde el supuesto de que el público al que se dirigía estaba necesitado de orientación y de recomendaciones, cuando no directamente de instrucción. Pero entretanto se ha consolidado una amplísima franja de ciudadanos que, en su calidad de lectores tanto como de espectadores de una exposición, de una película o de una serie televisiva -del mismo modo que en su calidad de aficionados al fútbol, pongamos por caso-, han segregado no sólo el convencimiento sino también las aptitudes que los convierte a ellos mismos en peritos en todas estas materias. Continúa leyendo “recorte: El crítico como disk-jockey”