óxido – jorge hurtado

05Sep09

libro de poemas publicado en agosto del 2007 (editorial zignos- Lima, Perú), en la colección País Imaginario. DESCARGAR EL LIBRO AQUÍ: oxido.pdf 

a mis amigos …

“… es una crónica de un tiempo que aún no existe, o si está acá no lo hemos visto, y por eso justamente este libro es una cartografía de un mapa humano, intrincado y revelador, un cuerpo sin órganos pero con tantas trayectorias de bala como de pluma. La realidad no es más que una suma de sustancias químicas y hormonales, de allí que la voz que vive en estos poemas se atraviese en todos los caminos que este libro abre. Óxido es una obra valiente, honesta, lúcida e interesante desde donde se la mire, y quizá por estas características es que esta poética descentrada y fragmentaria hasta el paroxismo pueda ser una experiencia del óxido para los viejos armatostes y armaduras de la poesía, o incluso la descomposición del material químico de la misma tinta y papel como materialidades del poema.”HÉCTOR HERNÁNDEZ MONTECINOS  
 
portada original del libro. foto e imagen de portada: óscar alarcón

portada original del libro. foto e imagen de portada: óscar alarcón

 “Jorge Hurtado ha penetrado al submundo para purificarse, en su travesía ha ido marcando con sus dedos los filos con los que ha rasgado sus nervios, de allí que la estructura de Óxido sea una propuesta del sobresalto, un libro que resume toda la poética de la urbe, esa ciudad que durante los años noventa marcó a estos ángeles oscuros, a estos pasajeros de la noche que yacen ahora como los personajes de estas visiones apocalípticas. Aquí están todas las propuestas que leímos como islas a fines del siglo XX, pero Hurtado las trasciende y con ello se salva, su discurso entonces se convierte en la poética de un sobreviviente. Óxido es un libro como golpe: un certero derechazo que se instala a traición. Óxido será una llave hacia lo espeluznante, un reflejo mortal para los ojos que se acerquen a sus páginas.” HAROLD ALVA 

 

portada tentativa.

Amalia Gieschen: ¿Qué relación encuentran entre la realidad y la poesía y cómo te llevas con eso?

Jorge Hurtado: La realidad es una cárcel imposible, como el lenguaje. Lo importante no es aprehenderla ni decodificarla, sino percatarnos cómo funciona ese mecanismo donde cada uno de nosotros inventará su posibilidad vital. Esta posibilidad no necesariamente es la afirmación de la vida, en su concepto más simple, sino esa posibilidad que necesitamos para seguir respirando, así sea en la semi asfixia. Siempre hemos buscado trastocar la realidad, destruirla y desenmascararla para habitar en la desfascinación perfecta. En un estado de nostalgia perpetua donde solo la Verdad es la única realidad posible. Víctimas de nuestros propios afanes, nos entregamos a la búsqueda de nuestra libertad, en un juego de relaciones enraízadas en la desesperación. La poesía es la única que puede crear a partir de la desfascinación. La poesía no emplea la realidad y el lenguaje, sino los reinventa. Se desplaza por todos los planos para no ser una mera copia de las emociones. La poesía desborda la realidad, así sea difícil asumir una posición donde la realidad aparente ir más allá de nosotros mismos.

La realidad no destruye al hombre, la realidad no somete mediante las circunstancias, es uno el se que ha quedado maniatado porque no ha aprendido a asumir esa posibilidad vital: vivir en el deslumbramiento constante que significa la poesía. Asumir la poesía es ir hacia todos los límites, así eso signifique cientos de navajas que se pegan a nuestros cuerpos o un delirio constante. […]
(entrevista realizada por Amalia Gieschen. Agosto 2007.)

ari_lab

palabras del impostor. jorge hurtado. agosto 2009:

3

óxido es un trabajo disperso de casi diez años de enfrentarme contra mí mismo, de encontrar aquello que me golpeaba desde adentro, reordenar el laberinto o aprender a habitarlo hasta encontrarme cara a cara con la bestia, para desde allí contemplar la muerte o la idea de la muerte. Diez años de trabajo disperso, descendiendo hacia los extremos más viscerales de la experiencia vívida y de los tormentos personales, para desde allí arrancar la palabra impoluta, limpia, transparente. Diez años de reencontrarme en la soledad de las habitaciones sin el encanto de las ideas sublimes, sino con un total descreímiento de ideologías totalizantes ni paralizantes. Diez años de reconocerme dentro de mi cuerpo que nunca sucumbió a las noches enfermas ni a los días luminosos dentro de mis viajes a las muchas ciudades dentro de la misma ciudad.

Todo el detritus se fue transformando en un trabajo de trasnochador impenitente, segmento a segmento, cada poema obedecía a un gajo de mi carne y de mi espíritu. Nunca sentí al poema como una tímida palabra o como un arreglo retórico en la hoja en blanco para inocularme dosis estúpidas de vanidad.

El laboratorio personal empezó a llenarse de material inflamable y altamente tóxico, poemas dispersos que quedaban dentro de esa idea de precariedad de nuestra existencia si nos aferramos al yo. Decenas de poemas quedaron expulsados del libro, pertenecían a otra ruta poética de otros menos al impostor en el que me he convertido.

La ruta poética que va desde el reconocimiento de un yo diluyéndose en cada experiencia, en la potencia poética del descenso personal hacia el infierno del yo. En ese punto abismal, donde todos los nexos sucumben el animal poético se encuentra en las afueras, ni exterior ni interior, sino en el limbo desde donde se desplaza a través de la ciudad, desechando todos los cielos subterráneos, desgajándose dentro de una fuerza cuyo centro es un eros doloroso. En ese trance, deja altares de piel sobre otros cuerpos de palabras, sumergiéndose en los laberintos de la crueldad y del amor. Del extravío hasta la posibilidad vital a través de la transparencia, despojado de todo reconocimiento. Muchas voces dentro de un mismo cuerpo disolviéndose hasta encontrar la furia y el vértigo en la poesía. Abándonate…

  

1995...en la serpenteante calle coronada por los ojos de los postes...

1995...en la serpenteante calle coronada por los ojos de los postes...

on/ off

el deseo que ata furioso el extremo delirante del cuerpo
rodeado de sábanas por otros sudores rancios en medio
de la luz rojiza violenta escurriéndose por tus cavidades
axila púbis húmedo
inventa el lenguaje del cuerpo con una boca pegada a la
conexión eléctrica del espasmo
y el amor estalla en las afueras
reclinándose en las cortinas de las habitaciones hasta el final de
la locura en los gritos que se hunden en la sombra hasta
desaparecer en la serpenteante calle coronada por los ojos de
los postes ah el amor siempre está en donde no queremos
verlo
y el deseo es el único amante dentro de los cuerpos que se
deshacen del tiempo
murmurando
gruñendo bestialmente
como el primer animal
conociendo los lados salvajes de la carne sin ninguna moral
que señale con su dedo muerto a quienes entran por las puertas
abiertas por unas manos que rebuscan
en otro cuerpo las máscaras y los rostros desnudos para iniciar
el rito del fuego que se transforma en ceniza— eternamente—
hasta que una colisión fulminante ahogue los gemidos en la
Oscuridad Inevitable del Cuerpo

*********

arranquemos los úteros que nos hicieron nacer

y los salvajes cantan en la Noche Absoluta:

arranquemos los úteros que nos hicieron nacer, los músculos que nos expulsaron desnudos ante un dios ciego y vacío de espíritu.
estamos atrapados en un vientre más atroz. la angustia se transforma en un elixir mágico contra la muerte.
el mundo está quieto.
los colmillos de la bestia se clavan en cuerpos de mujeres jóvenes hasta hacerlas engendrar en hospitales y en casuchas pestilentes donde lo único que existe es una vida que nace sin nacer.
asesinados por el miedo destruimos nuestros cuerpos en campos brutales.
asesinados por el horror inventamos nuevas formas de asesinar y ser asesinados.
y la Madre sigue engendrando sin freno en su cuerpo viscoso. destructiva. materia orgánica bajo una luz artificial.
extremidades que crecen hasta tocar la vía lechosa con la punta de sus garras.
cuerpos devorándose en medio de orgasmos frenéticos luchando contra el devenir…

y los salvajes se detienen en el amanecer, mudos.

Anuncios


5 Responses to “óxido – jorge hurtado”

  1. TAMARE
    YANAYELIBRO

  2. 2 Pablo

    Extraordinario el poema “arranquemos los úteros que nos hicieron nacer”!!!
    Saludos

  3. 3 K

    hay cierta misoginia allí?
    qué tienes que decir?

    K

    • 4 jorge hurtado

      ¿ misoginia? si viésemos el libro por poemas fragmentados, puede que alguna parte pueda sentirse así, como en aquella del espíritu atormentado que ha convertido este mundo ansisoso por encerrarnos en cárceles del espíritu. este ser atormentado encuentra el regocijo en lo bajo y cruel, que muchas veces es misoginia o asco total por el mundo. en otras partes, creo que se emplean imágenes contra le hecho de nacer… etc…etc…etc…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: