amamos tanto a Vallejo

20Mar11

El 16 de Marzo, mientras almorzaba, oí en una radio la lectura de dos poemas de César Vallejo. El lugar donde había casi 20 personas se quedó en silencio. Instantes después de Los dados eternos, aun quedaron mudos. En ese momento, me convencí nuevamente acerca de la potencia que tiene la poesía para removernos el espíritu. De agregar belleza a nuestra cotidianidad, muchas veces llenas de actividades que nos mantienen ocupados en cosas ajenas a nosotros mismos. Hace unos años, publiqué este texto en una columna de un periódico, y es mi reconocimiento al escritor que estuvo conmigo desde los 11 años, cuando mi madre me regaló un libro de César Vallejo, con una dedicatoria en una de las esquinas de las primeras páginas de su poesía completa. Libro que aun conservo y de vez en cuando abro sus páginas para reencontrarme nuevamente con el desconcierto de lo más bello.

 

Escribir es peligroso. Y mucho más peligroso es atreverse a extraer poesía de la vida. Cada palabra que uno lee en los poemas de Vallejo obedecen a un ritmo potente y vital. No es la construcción caprichosa con artificios verbales para rellenar una hoja con cosas sin sentido. No son cosas que les suceden a los marcianos, son explosiones que palpitan dentro de un cuerpo, dentro de un hombre que “amanece a ciegas a trabajar para vivir”, de un hombre de carne y hueso que transita entre la belleza y la ironía.

Para amar a Vallejo no es necesario tragarse homenajes aburridos, ensayos abstractos, llenarnos la cabeza de referencias sobre su nacimiento o sobre su muerte o sobre su miseria parisina, y mucho menos, interpretaciones sesgadas que muchas veces han caricaturizado su poesía en una suerte de lamento andino o quejumbrosos dolores metafísicos de una humanidad llorona. La única forma de amarlo es LEER  sus poemas y borrarnos la cabeza de ideas preconcebidas sobre él. Es descubrir su respiración, su hálito que conduce cada palabra a golpes emotivos dentro de nosotros y conmovernos como si viésemos por primera vez el fuego.

Qué importa si murió de tuberculosis o de sífilis, si padeció en París al entregarse al juego de la Poesía, si viajó a Rusia, si Picasso lo dibujó sin saber que era César Vallejo, si está enterrado a miles de kilómetros de Santiago de Chuco, si los poemas humanos es un nombre elegido arbitrariamente por su mujer porque él estaba muerto, si hay calles o equipos o universidades con su nombre, si es universal o no. El único acercamiento a Vallejo es sumergirse en sus páginas que vibran de vida desnuda.

En el colegio, los profesores que entienden más de fútbol que de literatura  nos crearon una fobia a los libros. Pusieron en otra galaxia las cosas que los hombres escribían, hicieron de una experiencia placentera un infierno gramatical. Nos enredaron con peroratas imbéciles, nos dificultaron la comprensión de lo que no necesitaba ninguna interpretación, nos pusieron las cosas en difícil para estar igual que ellos, en la más radical nada absoluta. Leer es un acto placentero, no una obligación curricular.

Y así, a Vallejo lo colocamos en un pedestal inalcanzable. Para admirarlo desde lejos. Es el poeta “cholo universal” que escribió el poema de los golpes durísimos de la vida y que tuvo un hermano llamado Miguel que estuvo sentado mientras moría. Y allí acabó el “amor” a su poesía, la clase sobre el hombre cosmopolita que escribió poco porque comprendió que la poesía no es una competencia de páginas garabateadas.

Cuando Vallejo escribía no lo hacía porque era un oficio. La poesía era su único destino, inevitable ¿Por qué Vallejo sigue siendo leído en español y en muchas traducciones?  Abandónense a sus palabras sin frivolidad y obtendrán una respuesta placentera. Y ya nunca más volverán a ser los mismos. Nunca más.


Anuncios


One Response to “amamos tanto a Vallejo”

  1. 1 Jose Montoya

    Bien Budy, me encanto lo de: leer no debe ser una obligacion curricular !


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: